en amigos, Creatividad, Desarrollo, Emprendedor

una enfermedad te hace reaccionar

Cuando una enfermedad te hace cuestionar tu existencia y tu trabajo diario.

Esto me paso hace apenas 2 semanas, estuve mal de salud (infección urinaria), se siente de lo peor, gracias a las medicinas y tratamiendo dejado por la doctora y examenes que me realice ya estoy bastante mejor.

Al estar en esas noches de madrugada donde no podia dormir por el dolor en la espalda (area de riñones) y sentir que podia ser algo peor lo que tenia, pensar en que si eso llegaba a ser, viendo en retrospectiva mi vida, tantas cosas que he dejado de hacer y sentir que tu vida llega a un final, en esas noches donde te levantas y reflexionas ya sea por el efecto de las medicinas en el organismo y decirme a mi mismo “¿Que haz hecho con tu vida?, haz alcanzado lo que queres o lo que anhelabas años antes?” la verdad me falta mucho para llegar a las metas que tenia hace poco tiempo en mi vida, talvez he dejado pasar la vida y enfocarme en cumplir con un trabajo diario, una rutina que si sigo en el mismo camino no me llevara a ningun lugar de realización personal donde me sienta satisfecho.

Reflexionaba bajo el dolor en mi espalda, lugares de Guatemala que tengo por visitar como Tikal, ir al IRTRA de Reu, conocer Semuc Champei, entre otros lugares, ir al aeropuerto La Aurora y subirme a un avion y postear en FB “gracias Dios, me voy a Seattle a disfrutar de la musica”, volver y tomar otro avion que me lleve a Costa Rica, Argentina, Alemania, aterrizar en Madrid viajar a Valencia y conocer el estadio Mestalla y si puedo ya que estoy en Madrid conocer el Santiago Bernabeu.

Estudiar una maestria ya sea en educación, negocios, marketing o en algo en dirección, ejecución o administracion de proyectos.

Me detiene el factor economico, talvez soy alguien que analiza las cosas mucho y al final me detiene el miedo, el no salir de mi zona de confort detiene muchas veces los sueños que he tenido.

Leia hace poco tiempo una imagen que era la platica entre 2 personas –
Tipo 1: “hola como estas?
Tipo 2: “ahi voy, poco a poco”
Tipo 1: “Que hiciste con los sueños que tenias?”
Tipo 2: “los cambie por la comodidad de un sueldo mensual”.

Realmente es un sentimiento que traigo y presiona en mi pecho cada viernes, jueves, miércoles, martes, lunes, domingo y hasta el sábado, de comenzar un negocio propio, en mi área de trabajo actual que es el diseño y la publicidad, se que no puedo meterme a otro tipo de negocio que no lleve como factor principal este tipo de actividad.

Amarrado a esto una situación familiar donde vuelvo a retomar esa idea que nació desde que vendía en mis años de adolescencia perfumes originales a conocidos y amigos, que es mejor formarse el futuro en un negocio propio y no estar esperanzado a conseguir una plaza de trabajo en una empresa para que alguien más un día decida prescindir de tus servicios y darte un “gracias, estas despedido” (como me ha pasado algunas veces, en otras he sido yo quien he decidido irme), sumado a esto que no toda mi vida sere un diseñador gráfico frente a la computadora y quiero trascender y ser más que eso.

Por lo anterior me propuse que dentro de 1 año (octubre de 2017) a más tardar estar comenzando con un negocio por lo menos primeramente Dios y que el esfuerzo que haga a diario lo iré logrando.

Tengo varios proyectos en el tintero, ideas que les veo un futuro bastante bueno, aunque en los últimos años he visto que muchos se auto proclaman “emprendedores” sólo porque es una palabra de moda que ahora todos quieren tener un negocio, pero muy pocos hacen el esfuerzo por intentarlo, en mi caso lo intente hace 2 años, por decisión propia opte por tomar una oportunidad de trabajo en una empresa que por sus productos me decidí a decir que si y comenzar a trabajar con ellos, en donde he aprendido bastantes cosas del mundo corporativo (por lo que he visto) y aunque sigo en el área de diseño, se que es parte del proceso.

No olvidare las palabras de el Lic. Antonio Gutiérrez en una de las clases que me dio en la universidad “yo no veo simples diseñadores gráficos, yo veo gerentes” esas palabras cambiaron mi mentalidad y le tome mucho más aprecio a este licenciado.

Esta reflexión me lleva al tema de este post “cuando una infección te hace reaccionar”, me considero alguien con bastante ingenioso más que creatividad, no me gusta estar esperando que todo pueda llegarme a las manos tan fácil que digamos, no es parte de mis experiencias, he sido de buscarme la vida como alguien diría, así como cuando he llamado a las agencias de publicidad para ver si necesitaban algún diseñador gráfico y gracias a esas llamadas logre entrar a las agencias donde quería trabajar, que es donde he trabajado, más que donde han necesitado donde yo he querido.

si algo te incomoda, haz lo posible por buscarle una solución

Hasta la próxima

Write a Comment

Comentario